Daniel Ortega y Rosario Murillo reafirmaron la condición político-partidaria de la Policía al servicio del régimen en el 41 aniversario de la institución. En una carta enviada a los comisionados generales Francisco Díaz, Adolfo Marenco y Ramón Avellán, Ortega y Murillo se refieren a la institución como la “Policía Sandinista”, un calificativo inconstitucional.  

“Esta Policía Nacional es la Policía Sandinista porque representa la continuidad histórica, evolutiva, de instituciones revolucionarias, distinguidas por su vocación, su lealtad, su firmeza, su fidelidad, a los Ideales y valores de una patria”, señalan los mandatarios en el documento oficial de felicitación a la institución.  

El calificativo “sandinista” a la institución es inconstitucional. El artículo 94 de la Constitución Política de Nicaragua indica que los miembros del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, “no podrán desarrollar actividades político–partidistas, ni desempeñar cargo alguno en organizaciones políticas”. 

MÁS NOTICIAS: Sandinista que mató a ciudadano por gritar “Viva Nicaragua Libre” quiere alegar problemas psicológicos

El artículo 97 señala que “la Policía Nacional es profesional, apolítica, apartidista, obediente y no deliberante. La Policía Nacional se regirá en estricto apego a la Constitución Política a la que guardará respeto y obediencia”.  

“FORMALIZAN SU DESCARO” 

Gonzalo Carrión, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca+ sostiene que al imponer un calificativo político partidario “sandinista” a una institución de las fuerzas armadas, Ortega y Murillo “formalizan su descaro”. 

“Ya perdimos esta institución, dejó de ser para el pueblo y sirven al poder político. Es formalizar los hechos. Están de rodillas, sometidos a la dictadura Ortega-Murillo. En el marco de la definición teórica, conceptual, constitucional, es una orden y las instituciones deben obediencia a la constitución, pero todo eso está invertido, manoseado”, critica. 

Carrión recuerda que el sesgo partidario lo comenzaron a imponer en las instituciones desde que asumieron el poder en 2007.  

LEA: Escuadrones de la muerte y ejecuciones entre los motivos de las sanciones a la Policía y comisionados

“El calificativo sandinista lo vienen imponiendo desde hace rato. En las unidades policiales encontrás el adorno de la bandera del FSLN desde antes de abril. Pero ahora lo hacen de una forma degenerada. Han asaltado la institucionalidad”, comenta.  

POLICÍA SANCIONADA POR SERVICIO AL RÉGIMEN 

El pasado 5 de marzo Estados Unidos sancionó a toda la institución “por su papel en el abuso grave de los derechos humanos en Nicaragua desde abril de 2018”.  

“El régimen de Ortega ha utilizado a la Policía de Nicaragua como una herramienta en su campaña de represión violenta contra el pueblo nicaragüense”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.   

El 7 de noviembre del año pasado el Tesoro también sancionó al comisionado Ramón Avellán. En julio de 2019 ya había sancionado al comisionado general Francisco Díaz, director de la institución.   

Compartir: