A dos semanas de que acabe oficialmente la temporada de huracanes en el Caribe, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) informó este lunes sobre la posible formación de otro ciclón en los próximos cinco días, mientras sigue de cerca el paso del poderoso huracán Iota que se acerca a Nicaragua.  

“Un área de baja presión pudiera formarse en algunos días sobre el centro o suroeste del Mar Caribe. Luego, algún desarrollo gradual pudiera ocurrir tarde esta semana mientras el sistema se mueva lentamente hacia el oeste a través del suroeste del Mar Caribe”, advirtió el Centro.  

En los próximos cinco días, el fenómeno tiene 30 por ciento de probabilidades de formación. Las posibilidades han incrementado en las últimas horas, puesto que este domingo era de apenas un 20 por ciento. La ruta del fenómeno aún no se puede definir.  

MÁS NOTICIAS: En su paso hacia Nicaragua, Iota aumenta a categoría 4: “Será un catastrófico huracán categoría 5”, advierte el NHC

Oficialmente la temporada de huracanes en el Caribe finaliza el próximo 30 de noviembre. Este mes ha tenido mucha actividad ciclónica tras la formación de los huracanes Eta (que impactó Nicaragua el 3 de noviembre en categoría 4); Iota (que impactará Nicaragua este lunes probablemente en la máxima categoría 5) y la tormenta tropical Theta que se quedó degradándose en el mar al impactar en pequeñas islas cercanas a Portugal y Canarias (España). 

SOBRE IOTA 

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos además informa que Iota será un “catastrófico huracán con categoría 5 (la máxima)”. En las últimas horas el fenómeno ha se ha continuado fortalecido hasta alcanzar la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson. 

Se espera que el peligroso huracán siga ganando fuerza mientras se desplaza sobre el mar Caribe, con dirección a las costas Nicaragua, a donde se prevé llegará esta misma noche. 

MÁS NOTICIAS: Malaria sigue en aumento en Bilwi, tras el paso del huracán Eta

Hay avisos de peligro por vientos extremos y marejadas ciclónicas potencialmente mortales a lo largo de partes de la costa del noreste de Nicaragua y el este de Honduras. 

Nicaragua, El Salvador y Honduras, países en la ruta prevista del poderoso huracán, están en alerta.  

Compartir: