Michael Healy, Violeta Granera, Harley Morales y José Pallais, de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) fueron retenidos y posteriormente perseguidos.

Después de reunirse con la delegación del Parlamento Europeo que se encuentra de visita en Nicaragua, miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco  (UNAB) fueron retenidos y posteriormente perseguidos por paramilitares acompañados por la Policía, denunció el líder universitario Harley Morales en su cuenta de Twitter.

Luego del encuentro, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic); Harley Morales, de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN);  Violeta Granera y José Pallais, de la Unidad Nacional Azul y Blanco, fueron retenidos por los paramilitares.

Harley Morales, miembro de la Alianza Universitaria Nicaragüense dijo a Despacho 505 que al salir de la reunión, en el sector de la primera entrada a Las Colinas, fueron interceptados por un vehículo Yaris blanco y tres motorizados.

“Se bajaron dos civiles armados en complicidad con la Policía que querían abrirnos las puertas. Nosotros nos resistimos y luego nos dejaron ir. Luego nos dieron persecución por unas dos horas y se les unieron seis motorizados, tres carros y una camioneta”, explicó el líder universitario.

“Ahora estamos en un lugar seguro, pero me temo que en algún momento tendremos que salir”, agregó Morales.

MANAGUA CON FUERTE PRESENCIA POLICIAL

Por segundo día consecutivo, la capital Managua amaneció este viernes con excesiva presencia policial, al mismo tiempo que la delegación de 12 diputados del Parlamento Europeo desarrollan su agenda en la ciudad.

Ayer jueves fue detenido por la Policía el joven abogado, Avil Ramírez, hijo del exministro de Defensa, Avil Ramírez solo por levantar la bandera de Nicaragua. Posteriormente fue liberado.

LEA: Policía detiene a tres jóvenes por ondear bandera de Nicaragua

En los últimos días, en  Managua han surgido protestas exprés contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Ayer en el paso a desnivel de Rubenia, una joven salió con una bandera azul y blanco a gritar “Viva Nicaragua libre”. Este viernes el sitio está tomado por la Policía.

Desde el 29 de septiembre del año pasado la Policía declaró ilegales las marchas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua. Desde entonces las voces disidentes son acalladas con maniobras represivas y quien se atreve a protestar corre el riesgo de ser encarcelado, según denuncias de organismos de derechos humanos.

Compartir: