El sacerdote a cargo del templo informó que desde este viernes hay guardas de seguridad las 24 horas del día que protegerán a la Virgen del Trono.

El ataque terrorista ayer en la Catedral Metropolitana de Managua, que calcinó la imagen de la Sangre de Cristo (382 años), ha encendido las alarmas de religiosos a cargo de importantes templos del país. El primero en tomar medidas de seguridad fue el rector de la basílica de El Viejo, en Chinandega, monseñor Jaime Ramos, quien anunció que restringirá el acceso al Santuario Nacional para proteger a la Virgen del Trono (458 años).

Según el portal local Desde Chinandega, el sacerdote Ramos escuchó las preocupaciones de los fieles sobre un posible atentado contra el templo. Ante eso, en la misa matutina de este sábado, comunicó cuatro medidas que persiguen proteger de ataques al templo y a la imagen de la patrona de los nicaragüenses.

LEA MÁS: Ataque terrorista en Catedral “tiene un enorme costo político para el régimen”

“La Basílica cuenta con guardas de seguridad las 24 horas a partir de este viernes, gracias al apoyo de donantes amigos. Los grupos de la parroquia realizarán roles de vigilancia durante la mañana, que es el tiempo que la basílica permanece abierta”, enumeró el medio local de Occidente.

El religioso decidió clausurar por un tiempo no determinado la capilla para evitar algún inconveniente, como el ocurrido en la Catedral de Managua. “Habrá algunas restricciones de acceso al presbiterio, no habrá acceso por un tiempo al presbiterio y escaleras para saludar a la patrona, esto con el objetivo de resguardar la imagen de la Virgen del Trono”, informó el medio.

La mañana del viernes un hombre aún sin identificar irrumpió en la Catedral de Managua para lanzar una bomba molotov que provocó un incendio en la capilla de la Sangre de Cristo. El cardenal Leopoldo Brenes calificó el acto como un ataque terrorista y descartó la versión de Rosario Murillo que fue provocado por unas velas que los devotos dejaron encendidas.

MÁS NOTICIAS: Esta es la historia de la Sangre de Cristo, imagen quemada en la Catedral de Managua

El ataque ha provocado indignación nacional e internacional, al punto que Estados Unidos y la ONU han condenado el hecho y demandado una investigación que lo aclarezca. El atentado en Catedral fue el último de varios que se registraron en otras ciudades del país. La población y religiosos responsabilizan a operadores de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Compartir: