La Unión Internacional de Jóvenes Socialistas, (IUSY), aprobaron por unanimidad una resolución contra varios países de América Latina, entre ellos Nicaragua, durante la reunión del Comité Americano que realiza anualmente.

La IUSY destacó en la resolución que actualmente la población nicaragüense es víctima de la persecución, acoso y hostigamiento constante por parte de los órganos policiales que no permiten el ejercicio de las libertades fundamentales.

LEA TAMBIÉN: La dictadura niega atención médica a dos presos políticos que sufren cáncer

“Como comité apoyamos la demanda por la libertad de los más de 100 presas y presos políticos, asimismo demandamos independencia de poderes y exigimos reformas electorales que garanticen elecciones libres y transparentes”, expresa la resolución contra Nicaragua.

CONTINÚAN VIOLACIONES A DD.HH.

En la reunión virtual del Comité Americano de la IUSY, que se realizó del 27 al 29 de noviembre, abordaron otros temas que atañen a la región como los desafíos postpandemia y los movimientos políticos de cada nación.

El encuentro estuvo a cargo de Conny Reuter, coordinador de la Alianza Progresista (AP) y Gloria Reyes, vicepresidenta del Partido Revolucionario Moderno, (PRM), actualmente gobernante de República Dominicana.

LEA TAMBIÉN: Paul Oquist critica las sanciones impuestas por EE.UU. y la UE contra funcionarios de Ortega

Por Nicaragua participó Luis Blandón, miembro de la Juventud Renovadora, quien expuso sobre la dura y difícil situación que se vive en Nicaragua en materia de derechos humanos, en la que todavía están retenidos 100 presos y presas políticas víctimas de los vejámenes de la policía orteguista.

Blandón también denunció que la dictadura de Daniel Ortega asedia y reprime a la población que intenta manifestarse, por lo que llamó a las organizaciones que integran el Comité Americano, compuesto por las juventudes de partidos políticos de izquierdas y socialistas de América Latina, que eleven las demandas a sus respectivos gobiernos para que presionen al régimen para que no continúen las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

Compartir: