El periodista Jacdiel Rivera, corresponsal del Canal 10 en la zona norte de Nicaragua, fue detenido por más de una hora por la Policía Orteguista de San Sebastián de Yalí, en Jinotega, y lo señalaron de andar “desestabilizando el país”.

Según la Policía, recibieron una denuncia contra el periodista por supuestamente repartir volantes, cuyo contenido no le detallaron.

El periodista visitó San Sebastián de Yalí para hacer un reportaje sobre el impacto del covid-19 en los salones de belleza de ese municipio. Cuando se encontraba en la zona del parque central, oficiales de la Policía lo subieron a una patrulla y le dijeron “el jefe quiere hablar con vos”.

“Cuando llego a la estación policial el jefe me dice: ´ese es el que anda estafando, métanlo preso, quítenle la cámara y el celular´”.

LE TOMARON FOTOGRAFÍAS

En la estación policial el mismo oficial que ordenó su detención le dijo que “toda Nicaragua (está) exigiendo tu libertad” y le indicaron que tenía que andar siempre con una identificación. Procedieron a tomarle sus datos y fotografías. Además, le señalaron que ellos como policías lo podían retener por 48 horas, a lo que el periodista le señaló que la Constitución Política, dice que nadie puede ser retenido de manera arbitraria.   

“Después me dijo (el jefe de la estación policial) que cada vez que llegará a Yalí me tenía que ir a reportar con ellos”, denunció el periodista.

LEA TAMBIÉN: Almagro, secretario general de la OEA, evita referirse a las reformas electorales de Ortega

El comunicador denunció que la Policía de Madriz también lo ha amenazado con meterlo preso por reportar los accidentes de tránsito.  En los primeros días de mayo también le impidieron dar cobertura a un decomiso de droga.   

En abril de este año, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), señaló que la libertad de prensa en el país ha “ha experimentado un franco deterioro desde abril de 2018, cuando manifestaciones antigubernamentales fueron reprimidas violentamente por la Policía”.

“La Policía, el brazo represor del régimen que en muchas ocasiones se apoya en parapolicías para reprimir, tiene como principal tarea vigilar y asediar a opositores y a periodistas independientes”, denunció la SIP en el informe.

La Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN) denunció el arresto arbitrario de Rivera y le recordó a las autoridades policiales y al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo que la Constitución Política establece el derecho a la libertad de información.

“La Policía sancionada, acantonada en la ciudad de Yalí, se ha sumado a las arbitrariedades cometidas por otras estaciones a nivel nacional contra los hombres y mujeres de prensa independientes”, señala el comunicado de la organización gremial.

Compartir: