La policía orteguista impidió esta mañana que el director ejecutivo de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona y su hijo, interpusieran una denuncia en la estación 6, por el atentado que sufrieron anoche en su casa, en el residencial Belén, ubicada en el norte de Managua.

La policía cerró las puertas y colocó una muralla de cuatro efectivos para impedir que Carmona y el equipo de abogados de la CPDH ingresaran a la estación policial.

LEA TAMBIÉN: Cerrar el Chipote y cárcel para represores entre los compromisos de la Alianza Cívica en su Agenda País

Anoche, civiles encapuchados realzaron disparo frente a la vivienda del director de la CPDH y posteriormente se dieron a la fuga.

El director de la CPDH lamentó la actitud de la policía orteguista y de uno de los mando inmediato de la estación 6 que orientó a los oficiales que no recibieran la denuncia formal, lo que considera, una violación a sus derechos constitucionales.

“Interponer una denuncia formal es un derecho constitucional, porque ayer fuimos agredidos a disparo, atentaron contra nuestras vidas, hubo exposición de personas al peligro, y definitivamente la oficial nos está diciendo que no nos van a recibir la denuncia formal, porque hay una orden del jefe inmediato”, expresó Carmona.

NIEGAN DERECHO CONSTITUCIONAL

Este miércoles, el director general de la Policía, el sancionado Francisco Díaz, se jactó al afirmar que Nicaragua es el país más seguro de la región, incluso, aseguró que la institución que dirige ha resuelto 84 por ciento de las denuncias y negó que en el país exista inseguridad ciudadana.

Incluso, el director policial aseguró que el 94.4 por ciento de las denuncias son delitos menores y falta penales y que del 100% de los delitos registrados entre agosto del 2019 y septiembre del 2020, “únicamente el 5.6% son delitos de peligrosidad”.

Sin embargo, el director de la CPDH indicó que la policía le está negando el derecho de interponer una denuncia formal y también se niega a investigar un hecho delictivo que representa delitos contra la vida, porque la vida de él y de sus familiares estuvo en peligro.

LEA TAMBIÉN: Policía Orteguista ha encarcelado a 45 opositores en el último mes, según la CIDH

Marcos Carmona, como director de la CPDH, ha sido un fuerte crítico de las constantes violaciones de los derechos humanos, así como, las represiones, hostigamientos, amenazas y persecuciones ejecutadas desde la policía orteguista.

CIUDADANÍA INDEFENSA

Añadió que con esa actitud, la policía orteguista reafirma su rol en contra de la ciudadanía indefensa. “O es que hay dos tipos de ciudadanos, de primera y segunda categoría, que a unos le recibo y al otro no?”, cuestionó Carmona.

“Una vez más en este país no hay instituciones públicas que estén a la par de las víctimas, reafirmar una vez más que estamos en un estado de indefensión total. Pudieron observar la actitud de agresión de esos funcionarios policiales hacia la ciudadanía por el hecho de venir a interponer una denuncia formal, por venir a denunciar los abusos que ellos mismos están cometiendo y definitivamente estos abusos de autoridad violan nuestra constitución”, señaló Carmona.

La abogada María Oviedo, del equipo de asesoría legal de la CPDH, abogó para que las autoridades recibieran la denuncia de Carmona y su hijo, sin embargo, fue los oficiales ignoraron la solicitud.

Oviedo considera que las acciones realizadas por la policía orteguista representa una violación a las leyes del país.

Compartir: