Julio César Sequeira y Fernando José Sequeira, hermanos originarios de Matagalpa, fueron detenidos este viernes tras la acusación por supuestas lesiones graves presentada por un trabajador estatal. El Movimiento 19 de Abril Matagalpa sostiene que son presos políticos.  

La Policía Orteguista detuvo este viernes a los hermanos Fernando José y Julio César Sequeira, reconocidos por su participación activa en las protestas contra el régimen de Daniel Ortega en esa ciudad, quienes fueron denunciados por supuestas lesiones graves en perjuicio de un trabajador del Hospital Regional Cesar Amador Molina.  

El Movimiento Cívico 19 de Abril Matagalpa calificó la detención como “injusta y arbitraria”, alegando que la acusación es “fabricada” y es parte de la continua represión y persecución del régimen a sus opositores. Agregaron que los hermanos Sequeira “son víctimas de un proceso judicial viciado y parcializado”, por un sistema inclinado al partido de la dictadura de Daniel Ortega.  

“Los hermanos Sequeira hoy son presos políticos del régimen por acusaciones infundadas de un trabajador del Estado identificado como Leonel Esau González Ibarra. Exigimos la inmediata liberación y el respeto a los derechos humanos e integridad física, así como de todos los presos políticos que están injustamente encarcelados por el simple hecho de pensar diferente”, indicó el Movimiento 19 de Abril en un comunicado.  

LEA MÁS: Madres de Abril y familiares de presos políticos vuelven a las calles este sábado

A la vez, demandaron el cese de todas las acciones de intimidación en contra de los ciudadanos nicaragüenses, “quienes haciendo uso de nuestros derechos fundamentales contemplados en la Constitución Política protestamos de manera pacífica para exigir el restablecimiento del Estado de Derecho y la institucionalidad en Nicaragua”. 

139 SIGUEN EN LAS CÁRCELES DE ORTEGA  

La dictadura de Daniel Ortega mantiene una constante persecución política contra los opositores que exigen su salida del poder, evidenciado en el encarcelamiento de 139 personas, de las cuales nueve ya se encontraban en libertad bajo la Ley de Amnistía, pero que fueron secuestrados nuevamente por la Policía Orteguista, según un informe de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.  

LEA MÁS: Adolescente pide asilo en EE.UU. y Ortega ordena su captura por “terrorista”

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos (OACNUDH) han llamado al régimen para que libere a los presos políticos y respete el derecho a la protesta de los nicaragüenses, sin embargo, Ortega se ha hecho el sordo.   

La dictadura también se empeña en alargar la crisis sociopolítica, a pesar de que la comunidad internacional le ha solicitado que retome las negociaciones que sostenía con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, además que cumpla con los acuerdos alcanzadas con la facción opositora, entre ellas la restitución de los derechos constitucionales. 

Compartir: