La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha documentado en los últimos 30 días al menos 45 detenciones arbitrarias contra manifestantes y opositores en Nicaragua ejecutadas en su mayoría por la Policía Orteguista.  

Los arrestos suman cada vez más nuevos presos políticos a las puertas de un año electoral en el país. Este miércoles se registró la detención de al menos tres jóvenes en diferentes partes del país por pegar papeletas de protesta con la cara de Daniel Ortega y la frase “Se va”.  

Entre los detenidos se encuentra Ángel Rocha, miembro del movimiento estudiantil e integrante de la Alianza Cívica. El joven opositor fue liberado la mañana de este jueves. En Chontales se reportó la detención ilegal del ciudadano Rafael Barberena Zelaya por su participación en la actividad de protesta realizada en 132 municipios del país.  

MÁS NOTICIAS: Cerrar el Chipote y cárcel para represores entre los compromisos de la Alianza Cívica en su Agenda País

REPRESIÓN GENERALIZADA 

En las detenciones de la Policía Orteguista a opositores, el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) de la CIDH “reconoce la manifestación de un ambiente represivo más general contra opositores en un contexto en que, además, normas e instituciones electorales y políticas no satisfacen los estándares internacionales de derechos humanos”.  

“Al respecto, la CIDH urge reformas que garanticen el cese de la represión a opositores y la participación democrática, un requisito para la legitimidad de futuros procesos electorales y una obligación en el ámbito de garantías para la no repetición”, demandó el organismo.  

Actualmente el régimen de Daniel Ortega mantiene encarcelados al menos 90 presos políticos, de los cuales 18 estarían presentando síntomas de Covid-19, según organizaciones civiles y sus familiares.  

Organismos internacionales han demandado al régimen la liberación inmediata de todos los encarcelados en el contexto de la crisis sociopolítica, pero hasta ahora Ortega se ha negado.

Compartir: