Politólogo Humberto Meza: “Bolsonaro y Ortega, los gobernantes que niegan la pandemia”

25/05/2020
480 Vistas

Meza analiza porqué Ortega y Bolsonaro han decidido hacer poco para contener la pandemia de coronavirus.

Desde su confinamiento en Río de Janeiro, Brasil, Humberto Meza, doctor en Ciencias Políticas, analiza la precaria gestión que realiza el gobierno del presidente Jair Bolsonaro y su similitud con Daniel Ortega.  Ambos han asumido una actitud de negación ante la pandemia de coronavirus.

Meza reside en Río desde hace tres años, pero tiene 10 años viviendo en Brasil. Ha seguido de cerca las políticas de Bolsonaro para responder a la pandemia. Según, la Organización Mundial de la Salud (OMS), Brasil se ha convertido en el epicentro del virus en América Latina y es el segundo país con más contagios del mundo, con una cifra superior a los 347,398 y una cantidad de muertos que supera los  22,013.

Humberto Meza.

Es graduado en la Universidad Estatal de Campina, Unicamp, Sao Paulo, y actualmente funge como investigador de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Meza afirma que Jair Bolsonaro y Daniel Ortega, son los únicos dos presidentes que lideran “ese pequeño club de negacionistas” de la pandemia en la región.

¿A qué se debe esta actitud de negación de la pandemia por parte del presidente Bolsonaro?

Bolsonaro mantiene un estilo de negación sobre la importancia y seriedad del asunto del virus por dos razones: Por un lado, está el tema económico, él es un presidente que fue electo de una manera bastante apretada en Brasil, a pesar de que fue una elección  polarizada en 2018 y eso le generó una base popular sobre todo en la favelas de Brasil, pero esa elección apretada y esa base ajustada le permite mantener una legitimidad a través de planes económicos y de consumo, apoyo a las empresas y a la inversión  privada.

El hecho de que haya una prevención de la pandemia implica que las personas se recojan a nivel privado, el consumo se detiene, la producción evidentemente se desacelera. Y eso afectaría un poco la legitimidad que el presidente Bolsonaro mantiene, porque lo económico se ve afectado, además que él no está dispuesto a apoyar una especie de estímulos como transferencia de rentas o transferencias de recursos a los sectores más vulnerables, como muchos presidentes lo han hecho.

De hecho, aquí hace como hace dos meses se aprobó una especie de bono que es apenas como 100 dólares, para desempleados y personas que están en el campo informal y ha tenido problemas de desembolso, porque muchos bancos los que reciben este recurso están llenos de personas que son de clase pobre o de clase media baja y populares que llegan a estos bancos.

Todo eso ha generado una crisis política profunda que hasta apenas hace pocos días el Presidente tendría un campo de batalla bastante abierto de conflictos con alcaldes y gobernadores de los estados brasileños.

Hemos visto que la administraciones de las alcaldías y gobernadores han hecho su labor para contrarrestar la pandemia. ¿En el caso de Rio de Janeiro  como se ha manejado esta emergencia sanitaria?

Rio de Janeiro y Sao Paulo son los dos estados donde el caso del Covid es bastante fuerte. Sao Paulo lidera, creo que llevan muchos más de 6,000 muertos y Rio de Janeiro con más de 4,000 mil casos desde que inició el problema de la pandemia en Brasil. Aquí hay un caso muy curioso y es que ambos gobernadores fueron aliados de Bolsonaro en el inicio del gobierno, incluso hasta hicieron campaña a su favor.

Y en el caso específico del gobernador de Río, Wilson Witzel, él fue electo en la boleta bolsonarista del 2018 y ambos (gobernadores) rompieron con Bolsonaro por asuntos políticos antes del Covid 19, pero la pandemia acentuó más ese conflicto político que ya se venía arrastrando por algunas razones.

En los Estados de Sao Paulo y de Rio de Janiero, ambos gobernadores acentuaron la estrategia del aislamiento, en el caso de Rio, fue mucho más emblemático porque comenzó la cuarentena desde inicio de marzo y el gobernador ordenó cerrar las fronteras, suspender los vuelos internacionales y eso abrió un conflicto con el Gobierno Federal, porque el nivel federal alega que ellos son los que tienen que legitimar los tráficos aéreos y no le corresponde a un gobernador de un estado.

Pero en todo caso en Rio de Janeiro hay un aislamiento que se va prorrogando consecuentemente, hay un cierre de comercio, que mantiene los servicios esenciales como los supermercados, farmacias y veterinarias, pero eso no ha tenido mucho impacto, porque vemos que cada día se reduce mucho más el nivel de aislamiento social, las personas están yendo a las calles completamente.

Rio de Janeiro creo que está básicamente abajo del 50’% de lo deseado que cumpla con la cuarentena.

¿No existe ningún decreto por parte del Gobierno Federal para impedir el paseo normal de las personas, como hizo España, en donde el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, aprobó un estado de alarma, que impedía la movilización de las personas y otra serie de medidas para controlar la pandemia?

Efectivamente plan de prevención nacional no existe, lo que existe son planes de prevención de alcaldes y gobernadores que conlleva como una fracción, porque parecieran 27 planes como compartimentados y no existe nada que unifique esta política de prevención. Lo que sí existe a nivel federal es una crisis profunda de la gestión sanitaria, porque en menos de tres meses tuvimos el cambio de dos ministros de Salud, uno que renunció y otro que decidió salir por problemas técnicos por no lidiar con el Gobierno.

¿Y eso de qué manera a afectado en el Gobierno de Bolsonaro ?

A nivel de base creo que no mucho, evidentemente hay un nivel de protesta fuerte contra Bolsonaro. Todos los días a las 8:30 p.m. hay cacerolazos desde las casas en las principales ciudades de Brasil, como Rio de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte, Curitiba, etc, pero más que eso. Lo que sí se ha planteado a nivel federal después de recurrente episodios de negar la pandemia y decir que es una gripe normal y luego de miles de muertos, lo único que ha hecho es una declaratoria de nivel oficial aun sin ministro de Salud, porque el que está es interino.

La decisión del nivel federal fue aprobar un protocolo de aplicación de cloroquina en los hospitales públicos en los casos que sean confirmados como más leves. Brasil es un país que tampoco ha hecho muchas pruebas con relación a nivel de habitantes, de 200 millones por ejemplo ha hecho menos del 40% de pruebas, pero más que eso, lo que hay es un empeño a nivel federal para promover la cloroquina como una forma paliativa para los casos, donde no hay evidencia científica que tenga poderes curativos. Hay que resaltar que ese protocolo del uso de la cloroquina lo hizo el Gobierno Federal sin ninguna firma técnica, lo hizo y ya, ahora veremos como los hospitales lo aplican.

¿Cómo crees que pueda terminar esto? ¿En algún momento el presidente Bolsonaro va a reaccionar al ver tanta cantidad de muertos? Brasil se ha convertido en el epicentro de esta pandemia en América Latina

Bueno, ya en el mundo Brasil está en el segundo lugar de casos. Es difícil saber cómo reaccionará Bolsonaro en términos de comprender la seriedad del caso, porque hasta hace pocas semanas, él decía en unas declaraciones públicas, en las que comenzaron a decir que Brasil ya había superado a China en la cantidad de muertos: “Bueno y qué puedo hacer yo?, lamento mucho, pero no puedo hacer milagros”, eso pegó muy mal y fue una reacción muy pésima de un gestor nacional público que se declarara incompetente para afrontar esta pandemia.

Sin embargo ahora, está mucho más complicado saber que pueda cambiar de posición, porque en los últimos días salió un video que se filtró por orden del Tribunal Federal en el que Bolsonaro en una reunión con sus ministros demuestra públicamente su intención de interferir en las investigaciones de la Policía Federal que afectan a su familia específicamente en Río de Janeiro y eso ha provocado una crisis política tremenda, tremenda, al punto que ya existen alrededor de 20 pedidos de impeachment en el Congreso Federal  que veremos en los próximos días si avanza o no.  

Un detalle, ¿no te parece mucha coincidencia el caso de Bolsonaro con Daniel Ortega, ambos manejan pésimo el tema de la pandemia y por otro lado Ortega también viene de un problema sociopolítico que lo arrastra desde el 2018 y ahora se suma el problema del Covid 19?

Bueno, pero lo que los une es una sensación antidemocrática, eso es obvio, son presidentes que no tienen ningún aprecio por la democracia y por las reglas institucionales, no toleran la diferencia y se muestran como líderes populistas que son capaces de guiar a una nación y conversan con sus bases a partir de elementos anti-reglas.

En el caso de Bolsonaro, ya sabemos que hay un discurso económico de mantener cada vez más el consumo, la inversión privada, los planes financieros. Brasil estaba entrando y desde cuatro años vive en un onda ultraliberal que se acentúa aún más después del golpe de estado contra la expresidenta Dilma Rousseff en el 2016.

En el caso de Nicaragua, Ortega requiere tener una especie de discurso de base económica, es decir él quiere demostrar que es un presidente que consigue gestionar el país a partir de una producción que se mantiene y que sabemos que se vio afectada por el 2018, pero él requiere mantener un país de una forma activa porque de esa forma contribuye a su baja legitimidad.

Por otro lado, el caso específico del FSLN o de Ortega, yo creo que esto también responde a la postura que el Frente Sandinista ha tenido desde siempre, de auto arrogarse y declararse como propietario de las calles en Nicaragua, el espacio público le corresponde solo al FSLN y solo ellos pueden estar. Ya que afrontar la pandemia requiere planes de prevención que principalmente están marcados por el aislamiento social, el confinamiento de las personas, eso implica que la gente no está yendo a las calles.

El Frente se reniega desplegarse a nivel privado porque no quiere perder ese espacio de las calles que prácticamente las mantiene a nivel de armas, porque nadie puede manifestarse solamente ellos, y eso implica que nunca van a abandonar las calles, aunque sea en medio de una pandemia y aunque hayan tenido vidas perdidas de la base orteguista. Esos elementos contribuyen casualmente a ese nivel de gestión que hacen ambos presidentes.

Y volviendo a Brasil, ¿que ha hecho la oposición política ante este hecho que está demostrado de que el presidente Bolsonaro no tiene ninguna política de estado para afrontar la pandemia?

Hay un conjunto de 20 solicitudes de impeachment en el congreso, todas han sido presentados por la oposición, inclusive ex-aliados de Bolsonaro, eso podríamos decir que contribuye a un resultado de la oposición, pero también pudiéramos decir que es un problema de oposición porque tener 20 proyectos de impeachment es un signo de división o una dificultad de unidad y la demanda de la unidad es central de la oposición contra Bolsonaro por esta razón: una, porque hay elecciones municipales este año  y la oposición sobre todo los partidos de izquierda más allá del PT, todos los partidos de izquierda estaba apostando por poder presentar candidatos unidos de manera que puedan rescatar las principales ciudades, tal vez, las capitales de los estados, pero ha sido muy complicado conseguir esa unión y todo esto ha sido afectado evidentemente por estrategias.

Le puede interesar

Fundación Violeta Barrios alerta de una nueva ola represiva contra periodistas
1 Vistas
1 Vistas

Fundación Violeta Barrios alerta de una nueva ola represiva contra periodistas

Despacho 505 - 10/07/2020

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro registró en promedio dos violaciones a la libertad de prensa por día, entre abril y junio. En total hay 52 ataques a periodistas.

Guatemala suma 1,247 nuevos casos de Covid-19 y bate registro diario
1 Vistas
1 Vistas

Guatemala suma 1,247 nuevos casos de Covid-19 y bate registro diario

EFE - 10/07/2020

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró el miércoles que la población de su país tendrá que "aprender a vivir" con el Covid-19 y manifestó la posibilidad de abrir próximamente las fronteras aéreas.

Costa Rica implementará medidas restrictivas ante un incremento “preocupante” de los casos de Covid-19
9 Vistas
9 Vistas

Costa Rica implementará medidas restrictivas ante un incremento “preocupante” de los casos de Covid-19

EFE - 10/07/2020

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo que este aumento de casos supera las proyecciones que se habían realizado, por lo que será necesario aplicar medidas restrictivas que serán establecidas en las próximas horas.