Delegaciones de la Alianza Cívica, excarcelados políticos y líderes de movimientos sociales participarán en la presentación del informe sobre Nicaragua de Michelle Bachelet en Ginebra, Suiza, para evidenciar el esquema de represión con el que Ortega y Murillo se aferran al poder.

Excarcelados políticos, defensores de derechos humanos y representantes de movimientos sociales han comenzado a llegar a Europa para poner en evidencia ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el esquema de represión bajo el cual Daniel Ortega y Rosario Murillo mantienen el poder en Nicaragua.

El próximo martes en Ginebra, Suiza, Michelle Bachelet, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU presentará el informe que denuncia la represión del régimen Ortega – Murillo y certifica la persistencia de la represión, persecución, asedio, encarcelamiento por razones políticas, violación a las libertades y derechos fundamentales, impunidad y criminalización de todas  aquellas acciones ejercidas por defensores de derechos humanos, asociaciones cívicas o ciudadanos que exigen una salida pacífica a la crisis que padece el país desde el 18 de abril de 2018.

Entre las delegaciones nicaragüenses que comienzan a llegar a Ginebra, se encuentra una representación de la Articulación de Movimientos Sociales integrada por la excarcelada política Amaya Coppens, Amaru Ruiz de Fundación del Río, la feminista Olga Valle y la activista social Mónica López Baltodano.

LEA MÁS: Michelle Bachelet: En Nicaragua persiste la represión, tortura e impunidad

Por parte de la Alianza Cívica ya se encuentra en Ginebra el excarcelado político Edwin Carcache. La excarcelada Victoria Obando viajó a Suiza por parte de la Unión Nacional de Presas y Presos Políticos. La periodista Lucía Pineda Ubau también participará en la presentación del informe de Bachelet.

EVIDENCIARÁN REPRESIÓN EN EL CAMPO

La Articulación de Movimientos Sociales informó que como parte de su gestión ante la ONU presentarán un informe sobre la represión en zonas rurales y Costa Caribe, la situación de las personas excarceladas y las ejecuciones extrajudiciales.

El informe plantea que el régimen implementa dos nuevas fases represivas: hostigamiento y restricción a las libertades públicas y 24 ejecuciones extrajudiciales.

LEA MÁS: Ortega rechaza informe de Bachelet y niega que encarcele por ondear la bandera y cantar el himno

“Se pudo confirmar la tortura como otro tipo de crimen de lesa humanidad cometido por el Estado de Nicaragua a raíz de las protestas sociales, lo que ya había sido advertido por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en el 2018”, indica el documento.

También destacan que en los zonas rurales y fronterizas “se viven situaciones de incertidumbre y zozobra debido a la militarización de comunidades, persecución de ciudadanos que participaron en las protestas, asedio por parte de la Policía, detenciones arbitrarias, reactivación de juicios a personas excarceladas, desapariciones, asedio a iglesias católicas, daños y allanamientos a las propiedades de opositores, ejecuciones extrajudiciales a opositores y participantes de las protestas, despidos de profesores y expulsiones de estudiantes, negligencia en procesos de atenciones médicas y hostigamiento a autoridades de las municipalidades opositoras”.

La Articulación alerta sobre 47 casos de violaciones a derechos humanos de excarcelados políticos, entre estos tres recapturas con procesos penales. “La situación jurídica de estos excarcelados políticos sigue estando en limbo, llena de irregularidad y con inestabilidad jurídica”, por nuevos procesos de judicialización.

LEA MÁS: ONU revela perversidad de Ortega y pide presión internacional para “rendición de cuentas”

Añaden violación a los derechos humanos  de comunidades indígenas del Caribe Norte: recrudecimiento de la invasión de colonos, abandono de autoridades que ha generado una crisis humanitaria, y la intervención partidaria en los procesos electorales regionales.

La gira se desarrollará del 9 al 7 de octubre en Ginebra, Bruselas, Alemania y España donde sostendrán reuniones con movimientos sociales, políticos y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de “fortalecer los mecanismos de trabajo, denunciar las actuales violaciones de Derechos Humanos y solicitar la presión por países de la Unión Europea”.

Compartir: