Los presos políticos Cristhian David Meneses Machado y Hader Humberto González Zeledón fueron sentenciados este viernes a 48 años de cárcel y una multa de 43,400 córdobas por los delitos de asesinato agravado, crimen organizado, tráfico internacional de drogas y tenencia y uso de armas restringidas, delitos imputados por la Fiscalía tras ser recapturados en agosto del año pasado a su regreso del exilio en Costa Rica.  

La sentencia emitida por la titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, Nancy Aguirre Gudiel, indica que los presos políticos deberán guardar prisión en el Sistema Penitenciario Nacional hasta el 16 de agosto del año 2050. Aunque fueron condenados a 48 años, de un total de 92 que había pedido la Fiscalía, por mandato constitucional la pena máxima se reduce a 30 años. 

MÁS NOTICIAS: Rosario Murillo cierra opción a negociación: “Entre nicaragüenses nos entendemos, no hay espacios para otras voces”

Esta es la segunda vez que el régimen de Daniel Ortega encarcela a Cristian Meneses y Hader González. En julio de 2018 durante la “Operación Limpieza” fueron arrestados tras participar en las protestas antigubernamentales en el tranque ubicado frente al cementerio de Niquinohomo, departamento de Masaya.    

La Policía les atribuyó entonces el asesinato y profanación de cadáver del policía Gabriel Vado. Sin embargo, meses después fueron excarcelados.   

LAS PENAS Y DELITOS IMPUTADOS  

La abogada Yonarqui Martínez, defensora de Hader González, y el abogado Julio Montenegro, defensor de Cristhian Meneses han denunciado inconsistencias en el proceso contra quienes consideran son presos políticos del régimen.  

Según los defensores, Meneses y González son víctimas de un patrón represivo del régimen que ha recapturado a varios excarcelados políticos en los últimos meses.  

MÁS NOTICIAS: Alianza Ciudadana aún no responde a llamado de unidad de la Comisión de Buena Voluntad

Tras su segunda detención en agosto, ambos fueron vinculados por la Policía Orteguista a la agrupación delincuencial “Los Topos”, vinculada a los delitos de asesinatos, narcotráfico, asaltos, tráficos de armas de fuego, secuestros, extorciones y abigeato en la zona fronteriza con Costa Rica. 

La jueza Nancy Aguirre Gudiel los sentenció a 25 años por ser presuntos coautores del asesinato agravado de Gregorio Francisco Quintero,  

Además, fueron sentenciados a nueve años por crimen organizado en perjuicio del Estado de Nicaragua; 10 años de prisión y 500 días multa equivalentes a 31,000 córdobas por el delito de tráfico internacional de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas en perjuicio del Estado de Nicaragua; y cuatro años de prisión y 200 días multa equivalentes a 12,400 córdobas por tenencia y uso de armas restringidas, sustancias y artefactos explosivos en perjuicio del Estado de Nicaragua.  

Compartir: