El régimen de Daniel Ortega busca a toda costa que los ciudadanos extranjeros residentes en Nicaragua dejen de opinar sobre los asuntos políticos del país. La Dirección de Migración y Extranjería, del Ministerio de Gobernación (Migob) ha enviado citatorios para advertirles de que si lo hacen serán expulsados del territorio nacional. 

Según extranjeros consultados por DESPACHO 505, la orientación de la oficina de Extranjería es que tienen terminantemente prohibido inmiscuirse en asuntos políticos y mucho menos apoyar a candidatos que se  postulen  a cargos públicos en las elecciones generales de 2021, que se celebrarán el próximo noviembre. 

LEA MÁS: Juan Sebastián Chamorro renuncia al cargo de director ejecutivo de la Alianza Cívica

“Las citas las están entregando personalmente en nuestros domicilios y al presentarnos a la hora y fecha que señala  el documento, un funcionario de Migración y Extranjería  se encarga de brindarnos  una  charla, en la cual explican   que de acuerdo con las leyes de Nicaragua,  nos podemos intervenir en asuntos políticos y   que en caso contrario  se cancelaría nuestra  permanencia en el país”, explicó un extranjero que prefirió omitir su identidad.

En sus grupos de redes sociales, los extranjeros  también  han confirmado, que están siendo citados  a Migración y Extranjería e inicialmente lucen inquietos, ya que  entre ellos comentan  que desconocen  el objetivo de la invitación.

“Entre los residentes que estamos siendo citados hay inversionistas y  jubilados y uno que ya se presentó a Migración y Extranjería confirmó que inicialmente brindan una charla  en la que además de  advertir que uno no puede involucrarse en política, también preguntan la cantidad de nuestra  inversión   en el  país  y que cómo haríamos  para administrar nuestros negocios si por meternos en política nos cancelan la cédula de residencia”, comentó la fuente.

Los extranjeros de diversas nacionalidades consultados por este medio también  revelaron que sus cédulas de residencias se las están cambiando por una que se vence cada tres meses.

“Por temas de tiempo,  estas  nuevas disposiciones   preocupan  por  que la cédula de residencia temporal  se vencía  cada cinco años  y ahora están  entregando una que tengo que estar renovando cada tres meses, pero además debo acudir a las oficinas de Migración y Extranjería mensualmente a  reportar si mantengo vigente o no mi  domicilio”, explicó una ciudadana estadounidense.

En septiembre del 2018,  las autoridades  de Migración y Extranjería ya habían manifestado   a los extranjeros residentes y no residentes,   que no podían inmiscuirse en asuntos políticos.

MÁS INFORMACIÓN: Jóvenes opositores llaman a votar contra Ortega en noviembre

La información quedó registrada en una publicación que hizo el  26 de septiembre de ese año,  el medio oficialista El 19 digital. En esa ocasión los funcionarios de Migración y Extranjería  explicaron que el artículo 27 de la Constitución Política de Nicaragua, prohíbe que un ciudadano de  otra nacionalidad intervenga en asuntos políticos.

A la vez detallaron que la Ley 761 (Ley General de Migración y Extranjería) establece la revocación de la  permanencia en el país  a los  extranjeros que participen en actividades políticas. 

Compartir:

¿Qué te pareció esta noticia?