Las instalaciones del canal 100% Noticias, que fueron confiscadas por el régimen de Daniel Ortega en diciembre del 2018, están siendo remodeladas desde este miércoles 10 de febrero.

En la parte frontal del edificio trabajadores públicos empezaron a colocar una verja. El régimen ha dicho que en estas instalaciones se construirá un centro de atención para personas con problemas de adicción y/o drogadicción.

Esta propiedad fue traspasada al Ministerio de Salud (Minsa) en diciembre del año pasado sin notificar oficialmente a sus dueños. 100% Noticias fue tomado por la fuerza el 21 de diciembre del 2018. Su propietario Miguel Mora y su jefa de prensa Lucía Pineda, fueron encarcelados y liberados en junio del 2019, bajo la cuestionada Ley de Amnistía.

Pineda denunció que este es “un abuso más” de Ortega, y considera que “creen que destruyendo la sala de redacción van a destruir al periodismo”. Indicó que las instalaciones están tomadas de “facto” ya que nunca se dio un juicio o proceso confiscatorio.

LEA TAMBIÉN: Asamblea otorga larga vida a la Comisión de la Verdad: Amplió hasta 2022 su periodo de vigencia

La periodista explicó que, a pesar de la confiscación, el encarcelamiento y el exilio, “les hemos demostrado (al régimen de Ortega) que no tenemos miedo, que vamos a seguir informando desde los espacios que tengamos”.

“Con solo el hecho de quebrar ventanas, con solo el hecho de estar siempre en las instalaciones de 100% Noticias, es una confiscación de facto que viola el artículo 44 de la Constitución Política de Nicaragua”, expuso la periodista.

COMPENSAR LOS DAÑOS

Dora María Téllez, miembro de la Unión Democrática Renovadora (Unamos), antiguo Movimiento Renovador Sandinista (MRS), opina que el régimen de Ortega tendrá que devolver “y compensar las pérdidas con su propio dinero, cuando el Estado se vaya contra ellos”.

Las remodelaciones a las instalaciones de 100 %Noticias se suman a las que está realizando el régimen en los edificios del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y de Confidencial.

A finales de enero las instalaciones del Cenidh, las que también fueron confiscadas en diciembre del 2018, comenzaron a ser desmanteladas. Estas instalaciones también fueron cedidas al Minsa y allí se construirá, según el régimen, una casa materna del Distrito III de Managua.

En esa ocasión Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, declaró que el desmantelamiento era una confirmación del “odio” que tiene el régimen contra el organismo de derechos humanos.

“Qué se puede esperar de un ladrón, qué se puede esperar de una saqueadora, qué se puede esperar de un delincuente que te causa daño, que siga causando más daño”, cuestionó Núñez, el pasado 29 de enero.

LEA TAMBIÉN: Incertidumbre en la banca: Comercio exterior y remesas en riesgo

Las instalaciones de Confidencial, del periodista Carlos Fernando Chamorro, también están siendo desmanteladas. En la cuenta oficial de Twitter, del medio de comunicación, preguntaron dónde estaban los equipos de la redacción “que se robaron en 2018”. El pasado 21 de diciembre de 2020, apareció un rótulo en las afueras del local con la leyenda de que pertenece al Minsa, institución que construirá una casa materna.

En esta semana la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó al régimen de Ortega cesar el hostigamiento contra los defensores de los derechos humanos, garantizando condiciones para que puedan desarrollar sus labores. El organismo además condenó la demolición de las instalaciones de las oenegés que fueron confiscadas arbitrariamente, luego de la Insurrección de Abril del 2018.

Compartir:

¿Qué te pareció esta noticia?