La Arquidiócesis de Managua sostiene que un sujeto desconocido arrojó una bomba en la capilla de la Sangre de Cristo, pero Rosario Murillo culpa a los feligreses “que no ponen las veladoras a cierta distancia de las imágenes”. 

Rosario Murillo, vocera del régimen de Daniel Ortega, dio a conocer este mediodía un reporte preliminar sobre el incendio ocurrido esta mañana en la capilla de la imagen de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua y atribuyó el hecho a “velas encendidas”, mientras la iglesia denuncia que se trató de un ataque con un objeto explosivo.  

“La existencia de veladoras encendidas en el entorno de la Sangre de Cristo se comprobó. Son las veladoras que encienden los feligreses que buscamos siempre como pagar promesa a nuestros santos”, dijo Murillo al leer un reporte de la Dirección de Bomberos Unificados. 

Producto del incendio la imagen de la Sangre de Cristo, que llegó a Managua hace 384 años y considerada uno de los símbolos más respetados de la fe católica en Nicaragua, resultó seriamente dañada.  

Por su parte, la Arquidiócesis de Managua denunció en un comunicado que “un sujeto no identificado ingresó a la Catedral y arrojó una bomba en la capilla” produciéndose el incendio. 

LEA: Atentado en Catedral de Managua: queman centenaria imagen de la Sangre de Cristo 

Sin embargo, Murillo insistió en su teoría de las velas encendidas. “Lamentablemente no entendemos las personas que las veladoras hay que ponerlas a cierta distancia de las imágenes para que no se produzcan eventos como estos y que procuremos cuidar nuestros patrimonios culturales”, agregó a través de medios oficialistas. 

SE DECLARA DEVOTA 

Rosario Murillo al referirse al caso se describió como “devota” de la Sangre de Cristo y aseguró que en las próximas horas la Dirección de Bomberos Unificados y la Policía Orteguista se referirían al caso para informar sobre las investigaciones. 

“Cómo somos de devotos todos de la Sangre de Cristo. Mi padre me llevaba todos los días a la capilla de la Sangre de Cristo aquí en San Antonio. Lamentablemente se dio ese incendio, se combustionó, se quemó la estructura de aluminio, las cortinas de tela y las flores que la adornaban”, comentó la funcionaria. 

LEA: Iglesia condena: Atentado en catedral de Managua es “sacrilegio y profanación”

Por su parte, Vilma Nuñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) exigió una investigación expedita para condenar a los responsables del atentado, de lo contrario, dijo, “vamos a suponer que es una orden gubernamental”.   

“Están tocando una de las cosas más sagradas de la gente, uno de los sentimientos más profundos. Pero, además, es un derecho humano la libertad de culto. Si las autoridades no proceden de inmediato ellos serán los responsables”, insistió Núñez 

Compartir: