Los senadores demócratas y republicanos aprobaron por unanimidad una resolución para que Estados Unidos contribuya a la restauración de la democracia y la defensa de los derechos humanos en Nicaragua.

El Senado de Estados Unidos ha instado al presidente Donald Trump que aumente la presión diplomática y económica contra Daniel Ortega, ante el retroceso democrático y las graves violaciones de los derechos humanos.

Hoy los demócratas y republicanos del Senado se han puesto de acuerdo para aprobar una resolución en la que piden a Ortega que libere a los presos políticos, respete los derechos constitucionales de los nicaragüenses e implemente reformas electorales que permitan la celebración de elecciones libres, justas y transparentes.

MÁS NOTICIAS: Dictadura amenaza con cárcel a médicos

El documento fue presentado por siete senadores, entre ellos Robert Menéndez, Ted Cruz y Marco Rubio, y expresa el sentido del Senado de que Estados Unidos “debe continuar apoyando al pueblo de Nicaragua en sus esfuerzos pacíficos para promover la restauración de la democracia y la defensa de los derechos humanos y utilizar las herramientas bajo los Estados Unidos ley para aumentar la presión política y económica sobre el gobierno de Daniel Ortega”.

Entre los siete puntos resolutivos, alienta al Gobierno de Trump a alinear las sanciones de los Estados Unidos con los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional, a quien además ha pedido responsabilizar a Ortega por los abusos contra los derechos humanos y restringir el acceso a financiamiento extranjero.

El Senado de la potencia americana apoya los esfuerzos de Estados Unidos para presionar al gobierno de Ortega a fin de responsabilizar a aquellos actores involucrados en abusos de los derechos humanos, actos de corrupción significativa y el debilitamiento de las instituciones democráticas en Nicaragua.

Los senadores estadounidenses han abogado para que haya justicia por la muerte de Eddy Montes, el preso político que murió a manos de custodios del Sistema Penitenciario Nacional, el 16 de mayo 2019. En ese sentido ha llamado a Trump a investigar y responsabilizar a los autores del asesinato.

“Esta resolución llama a Nicaragua a liberar a todos los presos políticos y a cesar todos los actos de represión contra las voces disidentes y alienta los esfuerzos para avanzar en las reformas electorales en Nicaragua”, reza el resumen de la resolución.

En dos días la crisis sociopolítica de Nicaragua, desatada por Ortega, ha vuelto al radar internacional. Ayer, el condado de Miami Dade demandó a Trump a declarar al Frente Sandinista, el partido de Ortega, como organización terrorista internacional; y hoy también el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, ha llamado a una reunión de los representantes del Consejo Permanente para abordar la situación de Nicaragua.

El miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, José Pallais, afirmó que la resolución del Senado demuestra la preocupación constante de la comunidad internacional por lo que vive Nicaragua, y que se ha hecho más difícil por la inacción de Ortega frente a la pandemia de coronavirus.

LEA MÁS: Almagro pide a la OEA una sesión para abordar crisis de Nicaragua

“La emergencia sanitaria no ha detenido la represión y no se ha avanzado para que se garantice una salida a la crisis”, dice Pallais. Además, refiere que el llamado hecho por Almagro para que el Consejo Permanente de la OEA discuta la crisis nicaragüense se da porque no hay voluntad de Ortega por cumplir con las recomendaciones hechas por el organismo interamericano.

“El tiempo se agota para Ortega, y se requiere una posición más firme de la OEA”, valoró el político.

Los senadores estadounidenses consideraron que Ortega ha fallado en su respuesta nacional para evitar la propagación y transmisión de Covid-19, incluso a través de su negativa a implementar las precauciones o permitir pruebas generalizadas para la transmisión local.

Ante eso, demandan medidas que contengan la propagación del virus.

Compartir: