Con el rostro cubierto completamente, portando un radio y un lanzamorteros con los colores de la bandera del Frente Sandinista, un fanático del régimen de Daniel Ortega lanzó una amenaza de muerte contra el opositor y exiliado Nowin Orozco, de Tipitapa.  

En el video que ha empezado a circular en páginas orteguistas al opositor se le amenaza con cárcel o muerte ante un posible retorno al país.  

“Ya sabemos todo lo que hiciste cuando estuviste aquí en Nicaragua en el 2018 que anduviste en las marchas en contra del gobierno, en contra del comandante Daniel Ortega. Ya tenemos ubicada a tu familia que está aquí en Nicaragua en Ciudadela de Tipitapa. Solo queremos que pongas un pie aquí en Nicaragua para darte plomo y si no te espera El Chipote”, le advierten. 

Norwin Orozco, integrante del Movimiento 19 de Abril de Tipitapa, se exilió en el año 2018 tras las amenazas recibidas durante los meses de la Operación Limpieza, cuando el régimen encarceló y asesinó a decenas de jóvenes que protestaban en los tranques levantados en distintas partes del país.  

MÁS NOTICIAS: Cenidh: Rosario Murillo promueve crímenes de odio e impunidad

“No intentes hacer nada en contra del gobierno. Sabemos que tus hermanas que están en Estados Unidos patrocinaron también las marchas. Un movimiento que hagas en contra del gobierno y le damos piso a tu familia y a tus hermanas que están aquí en Ciudadela. Ya las conocemos, tenemos fotos por medio del Facebook. Entonces, te decimos que declines, que no hagas nada en contra del Gobierno”, dice el fanático en el video.  

GRAVE ANTECEDENTE 

La amenaza de este fanático orteguista a opositor de Tipitapa se da dos semanas después de que en La Trinidad, Estelí, un simpatizante del Frente Sandinista asesinara de un disparo a un joven opositor que gritó “Viva Nicaragua libre” a una caravana oficialista que recorrió las calles del pueblo tras el discurso de Daniel Ortega por el 41 aniversario de la Revolución Sandinista.  

Los discursos de odio de la vicedictadora Rosario Murillo más la garantía de impunidad de la que gozan paramilitares en Nicaragua, provocan crímenes de odio como el ocurrido el pasado 19 de julio en la Trinidad, Estelí, donde el victimario es un militante sandinista y señalado de ser paramilitar, está recibiendo un trato preferencial por parte de la Policía, denuncian organismos de derechos humanos. 

MÁS NOTICIAS: “El demonio anda suelto y quiere herir a los obispos”, afirma Brenes al denunciar más ataques a templos católicos

“El fanatismo que promueve Rosario Murillo en sus peroratas de odio ponen en peligro la seguridad interna del país, donde un fanático sandinista se siente inmune a la justicia cuando se trata de atacar a un opositor”, explica la abogada y defensora de los derechos humanos Vilma Núñez. 

El Cenidh ejemplifica que el asesino del opositor en La Trinidad, Estelí, está siendo tratado con privilegios por las autoridades policiales, pues desde el mismo momento en que lo presentaron, no lo expusieron con el típico uniforme azul de reo con el que tratan de estigmatizar a los presos políticos cuando los presentan públicamente. 

Además, al acusado se le ha visto usando teléfonos durante el juicio que se abrió en su contra.  

Compartir: