El 83% de las acciones de la empresa española TSK Melfosur han pasado hoy a manos del Estado con la aprobación de la Ley de Aseguramiento Soberano y Garantía del Suministro de la Energía Eléctrica a la Población Nicaragüense por parte de la Asamblea Nacional. El régimen de Daniel Ortega no ha dado detalles de cómo se realizó la adquisición de las acciones que fueron adquiridas por un valor US$53.7 millones en 2013.

El proyecto de ley fue enviado con trámite de urgencia el viernes pasado y en su artículo uno reza que “para garantizar la continuidad y seguridad del servicio básico de la energía eléctrica a la población nicaragüense, se declara de seguridad soberana y de interés nacional la totalidad de las acciones propiedad de la empresa TSK Melfosur Internacional, Sociedad Anónima (TMI, S.A.) en las empresas Distribuidora de Electricidad del Norte (Disnorte) y Distribuidora de Electricidad del Sur (Dissur)”.

LEA MÁS: Wálmaro Gutiérrez recibió boleto como sancionado por promover y defender la Ley de Agentes Extranjeros

La ley aprobada por los diputados orteguista quienes consideran que la adquisición por parte del Estado es una “restitución de derechos para el pueblo de Nicaragua. Los diputados Edwin Castro y Jenny Martínez “coincidieron que la Ley de Aseguramiento Soberano y Garantía del Suministro de la Energía Eléctrica es un acto de restitución de derechos para las familias de Nicaragua, impulsado por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que ha venido garantizando el suministro de energía a nivel nacional”, informó el Canal Parlamentario.

Mientras tanto, el diputado orteguista Carlos Emilio López expuso en su intervención que la Iniciativa de Ley de Aseguramiento Soberano y Garantía del Suministro de la Energía Eléctrica a la Población Nicaragüense, garantizará no solo cobertura, sino calidad y la posibilidad de seguir reduciendo los costos de energía eléctrica. 

En Nicaragua, el negocio de la energía está pensado en beneficiar a generadoras y distribuidoras. Los nicaragüenses no solo pagan la tarifa eléctrica más cara de la región centroamericana, sino que se ven obligados a asumir las pérdidas durante la distribución. El estudio “Mercado eléctrico en Nicaragua, diagnóstico y recomendaciones”, elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), plantea las “barreras” que inciden en una cara tarifa.

Según el estudio del centro de pensamiento, en 2018 la distribución de energía representó el 34.7 de la tarifa eléctrica final. Esta función estaba a cargo de Disnorte-Dissur. Según la ley, a fin de garantizar la continuidad del suministro de energía eléctrica a la población nicaragüense las empresas Disnorte-Dissur serán operadas y administradas por las instituciones y empresas que el Estado a través del Ministerio de Energía y Minas autorice para tal efecto.

“Disnorte-Dissur continuarán siendo sociedades anónimas regidas por el derecho privado y mantendrán inalterable sus diferentes relaciones comerciales con el resto de agentes económicos integrantes de la industria eléctrica de conformidad a la Ley 272 (Ley de la Industria Eléctrica y sus Reformas. 

MÁS NOTICIAS: La oposición culmina un 2020 más fragmentada, mientras Ortega consolida más leyes para atornillarse en el poder

“Los derechos y obligaciones de las empresas Disnorte y Dissur, con respecto a la concesión de distribución y comercialización o cualquier derecho obligaciones que se desprendan de contratos convenios o instrumentos legales suscritos con personas naturales o jurídicas sean estas últimas públicas privadas o mixtas nacionales o extranjeras, se mantendrán inalterables y se garantizan los derechos sindicales y laborales adquiridos de todos los trabajadores de tal manera que el personal continuar laborando y rigiéndose conforme a la ley laboral vigente, agrega el mismo artículo. 

Por otro lado, la Ley en el artículo 14 establece el rol que desempeñará la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatral) la cual comercializará energía eléctrica así como también ejercerá la actividad “de distribución de energía eléctrica dentro de las áreas que le sean concesionadas y/o asignada por el Ministerio de Energía y Minas, de igual forma participar en la constitución y la creación de empresas de distribución o comercialización de energía eléctrica nacionales y ostentar la titularidad directa o indirecta de acciones asociarse y/o crear alianzas con empresas de distribución de energía eléctrica en operación”.

Compartir: