La delegación de la Unión Europea (UE) en Managua ha celebrado la llegada al país de las primeras vacunas contra el coronavirus adquiridas bajo el mecanismo Covax, al que aportó un fondo 2,200 millones de dólares para que beneficiaran a 92 país de renta baja y media.  

Para la UE el arribo de 135,000 vacunas es un esfuerzo esfuerzo solidario europeo e internacional. “La delegación de la Unión Europea en coordinación con las Embajadas de los estados miembros en Nicaragua, expresan su satisfacción tras la llegada al país del primer lote de 135,000 dosis de vacunas Covishield (Astrazeneca/Oxford)”, dijo en una nota de prensa.

LEA MÁS: Un año en pandemia | Las muertes por coronavirus, un capítulo más de impunidad en Nicaragua

El apoyo se dio a través del Equipo Europa, formado por la UE y sus Estados Miembros, y que es uno de los principales impulsores y donantes del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX), una iniciativa multilateral creada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Alianza para las Vacunas (GAVI) para garantizar el acceso universal a las vacunas en todo el mundo. 

“En el caso de Nicaragua, la iniciativa Covax permitirá, gracias a la solidaridad internacional y europea, la donación de un total de 430,000 dosis de vacunas distribuidas por la OPS (Organización Panamericana de la Salud)”, precisó la Unión Europea.  

Los estados miembros de la Unión Europea en Managua señalaron que la cooperación internacional y la solidaridad son fundamentales para luchar eficazmente contra el Covid-19 y garantizar un acceso rápido, justo y equitativo a vacunas, diagnósticos y tratamientos eficaces en todas partes. 

LE INTERESA: Sector salud reitera pedido al Minsa para ser vacunados contra el Covid-19

“Nos complace poder contribuir a la salud y esperanza del pueblo nicaragüense. Nadie estará a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo”, señalan. La UE recordó que el Covax, impulsado por la UE y sus estados miembros, es una colaboración mundial destinada a agilizar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra el COVID-19. 

Compartir: