El Consejo de la Unión Europea, compuesto por los jefes de Gobierno de los 27 estados miembros, presentará este lunes 7 de diciembre un nuevo mecanismo para la imposición de más sanciones a entidades y funcionarios responsables de crímenes punibles, entre los que se encuentran genocidio, crímenes de lesa humanidad, arrestos o detenciones arbitrarias, tortura, esclavitud, violencia sexual, violaciones o abusos de la libertad de reunión y de asociación, o trata de personas.

“En el caso de Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha cometido la totalidad de esos delitos y deben ser sancionados, como ha exigido el Parlamento Europeo en reiteradas ocasiones, la última (resolución aprobada) con 609 votos a favor en el mes de octubre”, dijo el diputado europeo José Ramón Bauzá.

MÁS NOTICIAS: CIDH: los CPC vigilan a ciudadanos y la Policía ejecuta capturas, así ha sumado Ortega 1,614 presos políticos para “negociar”

El mecanismo que será presentado este lunes se conoce popularmente como “Ley Magnitsky”, similar al adoptado por Estados Unidos para imponer sanciones al régimen Ortega – Murillo. Con el nuevo instrumento legal sancionador, la Unión Europea “podrá ampliar una lista de individuos y entidades sancionadas sin necesidad de una nueva decisión unánime de los gobiernos”, explicó Bauzá.

SANCIONES PODRÍAN SER MÁS EXPEDITAS Y MÁS AMPLIAS

Hasta ahora, el bloque continental solo podía imponer sanciones mediante unanimidad de los Estados y por países individuales. “Cabe la posibilidad de que esta normativa agilice la imposición de sanciones a Ortega por parte Europa, lo que llevo reclamando con insistencia desde hace meses”, comentó el eurodiputado.

LEA MÁS: Aerolínea sancionada por EE.UU. reanuda sus vuelos a Nicaragua

El pasado 12 de octubre, el Consejo de la Unión Europea renovó las sanciones impuestas en 2019 contra Francisco Díaz, director de la Policía Orteguista; Néstor Moncada Lau, asesor de Ortega en Seguridad Nacional; Sonia Castro, asesora en temas de Salud; Ramón Avellán, subdirector de la Policía; Luis Pérez Olivas, director de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y el comisionado Justo Pastor Urbina, jefe de la Dirección de Operaciones Especiales de la institución.

Compartir: