.

Un funcionario de EE.UU. sufrió el extraño mal del 'síndrome de La Habana' en la cumbre de la OTAN de 2023

El llamado 'síndrome de La Habana' se detectó por primera vez en 2016 en Cuba y, desde entonces, más de 200 diplomáticos y funcionarios estadounidenses destinados a diferentes países han padecido esos extraños problemas de salud

None
default.png
EFE
  • abril 01, 2024
  • 03:04 PM

Un alto cargo del Departamento de Defensa de Estados Unidos que asistió a la cumbre de la OTAN en Vilna (Lituania) en 2023 experimentó extraños síntomas similares a los del conocido como 'síndrome de La Habana', confirmó este lunes el Pentágono.

El llamado 'síndrome de La Habana' se detectó por primera vez en 2016 en la capital cubana y, desde entonces, más de 200 diplomáticos y funcionarios estadounidenses destinados a diferentes países han padecido esos extraños problemas de salud, similares a lesiones cerebrales, con mareos, dolores de cabeza y falta de concentración.

"Puedo confirmar que un alto funcionario del Departamento de Defensa experimentó síntomas similares a los reportados en otras instancias", dijo este lunes durante una rueda de prensa Sabrina Singh, una de las portavoces del Pentágono.

El funcionario, cuya identidad no se reveló, no formaba parte de la delegación oficial del secretario de Defensa, Lloyd Austin, en la cumbre de la OTAN en Vilna, pero asistió "por separado, a reuniones que formaban parte de la cumbre", detalló la portavoz.

Singh no precisó qué tipo de síntomas sufrió el afectado, citando la privacidad médica.

El popular programa 60 minutos de la cadena CBS emitió el domingo por la noche un episodio dedicado al 'síndrome de La Habana' en el que un exinvestigador militar de EE.UU. sugería que Rusia estaba detrás de ataques que causaban estos síntomas, uno de los cuales habría tenido lugar en la cumbre de la OTAN en Vilna.

Preguntada sobre la autoría de esos ataques, Singh remitió las cuestiones sobre Rusia a la comunidad de inteligencia, que sigue investigando las causas de esos síntomas.

En febrero, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (DINA, por sus siglas en inglés) consideró "improbable" que un país adversario de Washington estuviera detrás de esas dolencias, aunque señaló que hay diferentes opciones al respecto entre las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

Donar

Noticias relacionadas