Propagandista de la dictadura, William Grigsby, atenta contra la vacunación anticovid y cae en el delito del fakenews

El propagandista al servicio del régimen Ortega-Murillo puso en duda la calidad de las vacunas contra el covid-19 que aplica el Minsa gracias a donaciones de España. Es una afirmación manipulada que la Ley de Ciberdelitos penaliza.

None
manipulated_cat.png

manipulado | Gato Encerrado

  • October 01, 2021
  • 02:21 AM

William Grigsby Vado, director de la radio oficialista La Primerísima y propagandista a sueldo de la dictadura Ortega-Murillo, acusó a España y al mecanismo Covax de enviar a Nicaragua vacunas contra el Covid-19 próximas a vencerse.

Sin mostrar una sola prueba, Grigsby puso en entredicho la calidad del inmunológico que Nicaragua ha recibido a satisfacción y que ha permitido ampliar la cobertura del plan de inmunización que desarrolla el Ministerio de Salud (Minsa) en pleno rebrote de la enfermedad.

Lo dicho por Grigsby en su programa Sin Fronteras del miércoles 29 de septiembre que se transmite en vivo en las redes sociales del medio oficialista, constituye una grave violación a la Ley Especial de Ciberdelitos que la dictadura impuso con el objetivo de censurar y criminalizar la libertad de expresión en Nicaragua, pues se trata de una información manipulada que atenta contra el plan nacional de respuesta a la crisis sanitaria.

La ley establece penas de uno a 10 años de cárcel a los ciudadanos que se les imputen los ciberdelitos que vayan contra la “seguridad del Estado”, y aunque contiene 25 definiciones, no especifica dos conceptos claves para su aplicación: información falsa (fakenews) o información tergiversada. Es decir, será el sistema judicial, controlado por magistrados y jueces afines al orteguismo, los que tendrán la discrecionalidad de decidir qué es o no una información falsa o si la información produce alarma, temor o zozobra entre la población.

Para Ana Quirós, experta en salud pública y directora del la organización no gubernamental Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), oenegé declarada ilegal por la dictadura Ortega-Murillo a raíz de la rebelión del 2018, las afirmaciones de Grigsby son temerarias e irresponsables pues podría provocar temor en la población y, por consiguiente, resistencia a vacunarse.

"No creo que ningún país de la comunidad internacional esté en esa actitud irresponsable (de donar vacunas vencidas o muy próximas a vencerse). En todo caso, le toca al Ministerio de Salud (Minsa) y al Gobierno de Nicaragua, informar si eso es así. De confirmarse, no las pueden recibir. Si efectivamente están por vencerse y no están vencidas, usarlas adecuadamente, pero la responsabilidad de todo esto está en manos del Minsa, que debe revisar y aprobar el uso de todos los medicamentos y artículos de carácter médico que se ponen a disposición de la población", explicó la experta.

LEA TAMBIÉN: España envía cuarto lote de 499.200 dosis de vacunas a Nicaragua

EL VENCIMIENTO DE LAS VACUNAS

Lo que Grigsby no explicó -de forma deliberada o por desconocimiento- es que todas las vacunas desarrolladas contra el Covid-19 tienen fecha de vencimiento. En el caso de la AstraZeneca, que es la que ha donado el Gobierno de España, tiene una vida útil de seis meses.

Al llegar a Nicaragua por medio del mecanismo Covax, al momento de la entrega del inmunológico las autoridades nacionales reciben la orientación técnica sobre el mismo: en quién se debe utilizar, cuáles son algunas contra indicaciones, qué cuidados se deben seguir y si pueden tomar otras vacunas, explicó en su momento la OPS.

El propagandista también manipuló los llamados de la OMS a los países ricos contra el acaparamiento de las vacunas y la importancia de contribuir al acceso a las mismas de los países pobres, para minimizar el aporte de España, que a la fecha es el país que más vacunas ha aportado a Nicaragua.

La carrera para que las vacunas compradas por países ricos no caduquen en centros de almacenamiento es una realidad, pero no significa que la calidad del fármaco a su llegada a los países que las están recibiendo, como Nicaragua, esté en riesgo.

LEA TAMBIÉN: España envía un tercer lote de 199 mil vacunas a Nicaragua

"Uno de esos países que está entregando las vacunas antes que se venzan, porque tienen fecha de caducidad en octubre, es España. Por eso estamos viendo que vienen aquí a Nicaragua (las donaciones del inmunológico contra el coronavirus), están apurados deshaciéndose, menos mal, tuvieron un asalto de conciencia de pronto", señaló.

Quiroz considera una "irresponsabilidad" hacer esas afirmaciones a través de medios de comunicación masivos, porque está "sembrando la duda entre la población para que no se vaya a vacunar porque supuestamente estarían vencidas o se van a vencer las vacunas enviadas".

España ha donado a Nicaragua más de 1 millón 130 mil dosis de vacunas. Foto: Medios oficialistas.

El Gobierno de España ha enviado a Nicaragua un total de 1,130,020 dosis de vacuna contra el Covid-19, y hasta ahora es el principal donante del antídoto, principalmente de la marca AstraZeneca.

El gesto de España, la propia sancionada vocera gubernamental Rosario Murillo lo agradeció el miércoles 29 de septiembre, cuando anunció que para la tercera semana de octubre, 625,920 vacunas más mediante el mecanismo Covax. Esa alianza global que promueve el acceso equitativo de las vacunas anticovid además enviará 138,000 dosis de la fórmula china Sinopharm y para el próximo 11 de octubre, 138,000 más de la fórmula desarrollada por Pfizer.

LEA TAMBIÉN: España enviará nuevo lote de 625 mil 920 vacunas de AstraZeneca a Nicaragua

Finalmente, el director de La Primerísima dijo que la "aparente falta de voluntad política" de los países desarrollados para distribuir masivamente las vacunas, "es intencionada, quieren que en los países pobres haya una mortandad masiva. ¿Por qué no lo hacen? ¿Por qué son malditos, por qué son egoístas? Para mí la única explicación es que esto es deliberado", descargó el propagandista.

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

Donar