La falta de fondos y las sanciones obligan al régimen a insistir en formar parte de los BRICS

Los funcionarios orteguistas han destacado la importancia del bloque para encarar el proceso de la desdolarización, olvidando que Estados Unidos es el principal socio comercial.

None
Juan Sebastián Chamorro ve poco probable que Nicaragua encuentre dinero en el BRICS. CORTESÍA / DESPACHO 505
default.png
Despacho 505
  • Managua, Nicaragua
  • June 07, 2024
  • 09:15 AM

Nicaragua ha aplicado oficialmente para integrar el grupo BRICS — Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica—, una movida con la que la dictadura de Daniel Ortega busca contrarrestar las sanciones de Occidente, pero que podría traer consecuencias para el país como el bloqueo del financiamiento en entidades multilaterales controladas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Laureano Ortega Murillo, asesor presidencial de inversiones, comercio y cooperación internacional, confirmó la aplicación de Nicaragua para formar parte de los BRICS durante su participación en el Foro de San Petersburgo, Rusia. La solicitud fue presentada ante el régimen de Vladimir Putin de Rusia, que ocupa la presidencia pro tempore del foro que ha surgido como una alternativa del G7 para plantar cara a Estados Unidos. 

Lea: Rusia negocia desdolarización de sus operaciones comerciales con Nicaragua

“Hemos ya aplicado ante la Federación de Rusia como presidencia 'pro tempore' de los BRICS para que Nicaragua pueda ser un país socio de este gran bloque, y estamos seguros de que vamos a lograrlo y que vamos a poder ser parte de esa gran familia que está trabajando por un mundo más justo, por un mundo mejor”, dijo el hijo de la pareja presidencial. 

La intención de la dictadura por integrar este foro geopolítico de las principales economías emergentes del mundo no es nuevo. Lo ha expresado el mismo dictador Daniel Ortega y sus ministros de Hacienda y Exteriores en reiteradas ocasiones. La insistencia del régimen es un intento por evadir las sanciones de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea o el Reino Unido contra funcionarios e instituciones señalados de graves violaciones de derechos humanos y corrupción. 

Ortega Murillo señala a Estados Unidos de supuestamente bloquear el ingreso de Nicaragua a los BRICS como un reflejo del “egoísmo, el hambre de dominación del imperialismo estadounidense, que se mantiene vigente como el espíritu mismo de su sistema”.

ENTRAR A LOS BRICS PODRÍA TENER CONSECUENCIAS 

El economista nicaragüense Juan Sebastián Chamorro advierte que, en el caso de que Nicaragua integre este grupo, podría perder fuentes de financiamiento. “Estas son expresiones políticas. El desempeño de este banco ha sido muy mediocre en términos de colocaciones y lo que está haciendo la dictadura es que al cerrársele las fuentes de financiamiento que tradicionalmente tenía Nicaragua, como eran los organismos multinacionales y multilaterales, están buscando plata por otro lado”, explica.

Pese a que los BRICS incluyen a grandes potencias mundiales, como China y Rusia, sus miembros se quejan de que las naciones occidentales controlan organismos importantes como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) que prestan dinero a los países, entre ellos Nicaragua. En los últimos años, estos organismos financieros han reducido sus los fondos colocados al país, lo que ha dejado al régimen dependiente principalmente de los créditos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En el último año, el régimen ha emprendido una cruzada para ser admitido en el bloque BRICS, esperanzado en que ello le permita resistir y evadir el impacto de las sanciones occidentales. “Nosotros estamos tocando la puerta, porque ese es el mundo multipolar”, dijo Daniel Ortega durante un acto oficial en ocasión del 44 aniversario de constitución del Ejército de Nicaragua el año pasado.

En junio de 2023, durante el mismo foro que se realizó en San Petersburgo, Iván Acosta, ministro de Hacienda, defendió por primera vez la desdolarización señalando que es “una tendencia muy clara” que ha ganado impulso en los últimos dos años debido a la guerra en Ucrania y el uso de las sanciones como arma.

En ese sentido, destacó la importancia de los países BRICS para encarar el proceso de la desdolarización, olvidando que Estados Unidos es el principal socio comercial y principal emisor de las remesas que llegan al país, y que representan ya más del 15% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Lea más: La dictadura alista ofensiva contra las sanciones de la mano de Rusia

Desde que fue fundado, este grupo solo ha invitado a otros cinco países a ser miembros: Irán, Egipto, Etiopía, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, países claves a la hora de de fijar los precios internacionales del petróleo y el gas. Argentina había sido invitada durante la presidencia de Alberto Fernández, pero al llegar Javier Milei a la presidencia, decidió rechazar la invitación.

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

Donar